Karting de competición
 

Kart competición

El método ‘kartesiano’ se empieza a mostrar infalible: “el karting es el deporte de motor que más ha crecido proporcionalmente al tamaño en que las piezas del coche han menguado”. Esta fórmula todavía no tiene el visto bueno del gremio de los matemáticos, pero por lo menos tiene el de los pilotos punteros de la Fórmula 1, que tampoco es mala fórmula.

Karting de competición

La primera pregunta que se te plantea en un deporte como el karting suele ser siempre la misma: ¿qué es un kart? Según el Reglamento Internacional de Karting, se trata de un vehículo terrestre con o sin carrocería, con cuatro ruedas no alineadas que están constantemente en contacto con el suelo, de las cuales dos aseguran la dirección y las otras dos la tracción. Esta definición tan académica (quizá demasiado), no incluye varios de los aspectos que hacen de este deporte uno de los preferidos por multitud de eventuales pilotos de fin de semana: no es necesario una edad mínima para practicarlo (Airton Senna y Michael Schumacher comenzaron a practicarlo desde niños), puedes haber suspendido el carné de conducir diez veces sin que ello te descalifique para conducirlos y, aunque no se pueden matricular (no puedes usarlos en vías públicas), es uno de los deportes de motor más competitivos que existen (la gente va a saco desde la primera vuelta).

En cuanto te montas en un kart descubres un ‘maravilloso’ mundo donde la palabra comodidad parece no existir. Olvídate de las suspensiones, aquí tú eres el amortiguador, así que mejor ve con cuidado hasta que domines estos nerviosos monoplazas. Los materiales que se emplean en la construcción de los karts (por los menos en los modelos básicos) no se traduce en una desatención para la integridad de los pilotos, sino todo lo contrario, la seguridad es una de las prioridades en este deporte, siendo las balas de paja o goma espuma y los escapes en las curvas (además de otras elementos de protección), fundamentales a la hora de disminuir los riegos, sobre todo teniendo en cuenta la gran cantidad de colisiones y pequeños toques que se producen en cualquier carrera, ya sea a nivel aficionado o profesional.

Ten claro que los karts no son juguetes (no te dejes engañar por su tamaño), puesto que no hace falta conducir un ‘superkart’ (modelos que alcanzan los 230 km/h) para darse cuenta que en estos monoplazas podrás realizar auténticas carreras en circuito, con sus frenadas, trazadas y luchas en pelotón. No es casual que el karting sea el camino elegido por la mayoría de los pilotos de Fórmula 1 para mantenerse en forma.

Volver a: Karting
 

Karting de competición

Karting - Historia del Karting - Chasis - Carreras de Karting - Preparacion fisica del piloto de kart - Karting Competicion - Agarre y deslizamiento - Frenos - Neumaticos - Accesorios - Categorias Pro Kart Mini-Junior - Categorias Pro Kart Junior - Categorias Pro Kart Amateur - Categorias Pro Kart Graduados - Categorias Pro Kart General - Alicante - Almeria - Asturias - Barcelona - Bizcaia - Caceres - Cantabria - Castellon - Gipuzcoa - Girona - Huelva - Islas Baleares - Las palmas - Leon - Lleida - Lugo - Madrid - Malaga - Murcia - Nafarroa - Ourense - Pontevedra - Sevilla - Tarragona - Tenerife - Zamora - Zaragoza - Mini JF1 - Karting Carlos Sainz - Karting Finestrat - Karting Cabanas Raras - Karting Campillos - Karting Cardedeu - Super Mario Kart - Moto World - Mundo Raqueta - Vuelo Ala Delta